Fango Termal Volcánico

Fango y Agua Termal

Del Volcán a tu Piel

El Fango Termal Volcánico Nell Ross posee principios "activos" tales como el magnesio, azufre, calcio, zinc, cobre y fósiles silicios, macerados desde la Era Terciaria imposible de encontrar en otros fangos.

Todos estos elementos bloquean el proceso de envejecimiento, fortaleciendo la tensión de la piel y dándole tonicidad a los músculos. Este fango es el único producto de estas características que se puede colocar en los párpados sin ningún tipo de reacción.

fango

En busca de la fuente de la juventud...

Desde los albores de la humanidad misma, el hombre ha perseguido infatigablemente una quimera llamada “Perpetuidad”.

Trascender fue su irrenunciable vocación. Es así como la historia misma se ha nutrido de antiguas historias en las que diferentes civilizaciones buscaron “La Fuente de la Eterna Juventud” con desbordante pasión.

Esa inclaudicable búsqueda lo llevó a recorrer desconocidas comarcas, inaccesibles territorios e inexploradas tierras. Para los que hubo que atravesar infinitos desiertos, cruzar tormentosos mares, ascender a inexpugnables montañas y explorar vírgenes bosques y llanuras.

En esa afiebrada búsqueda muchas veces tropezó con tierras donde, si bien no encontró jamás la inmortalidad ansiada, descubrió elementos naturales que lo ayudaron a vivir más años y más sanamente.

Fue la Naturaleza misma quien lo proveyó de esa tierra que se brindó plena para aliviar sus dolencias, curar sus enfermedades, cicatrizar sus heridas, reponer sus fuerzas, realzar su belleza y hasta prolongar sus años. Desde épocas inmemoriales, infinidad de testimonios ilustran a las diferentes civilizaciones utilizando los poderes curativos del Fango Termal Volcánico en los más diversos lugares.

Es así como los médicos egipcios al borde del Nilo, Jesucristo junto al pozo de Siloé, Hipócrates en Grecia, Avicena, Plinio, Dioscórides, Galeno, el propio Gandhi y una larguísima lista de precursores de este método de sanación, fueron parte de los muchos que buscaron en el lodo la fórmula que detuviera el tiempo y sus enfermedades. Algo tan humano como la innata aspiración de vivir mejor.

 

Hoy, como ayer, como siempre...

La historia no ha podido detener los sueños humanos de alcanzar más y mejores métodos tendientes a lograr una mejor calidad de vida.

Y algo tan natural y cierto como las propiedades del Fango Termal Volcánico, convence a un público cada día más ávido de alternativas “naturales”.

Conscientes de que en breves años las expectativas de vida de la humanidad se acrecentó debido a los descubrimientos científicos y métodos preventivos concernientes al cuidado de la salud, muchos revalorizan los beneficios terapéuticos del barro basados en sus poderes refrescantes, desinflamatorios, descongestionantes, purificadores, revitalizantes, absorbentes, calmantes y antibactereológicos.

 

La Tierra Prometida

No cualquier tierra posee los atributos que prometa la tierra de Pismanta. Esta se basa en una mezcla de tierra volcánica y agua termal que la naturaleza tuvo la paciente e inquebrantable voluntad de macerar durante miles y miles de años.

Una tierra rica en minerales y oligoelementos que se funde con una fuente termal pródiga en sales minerales. Ningún método ni voluntad científica podría imitar lo que la naturaleza en forma virtuosa ofrece a quienes saben valorar la sencillez de lo cotidiano. Es que son tantos los beneficios que brinda el Fango Termal Volcánico, que sería imposible reunir todas sus propiedades en una formulación medicinal elaborada sin que el tiempo ni los elementos naturales actúen sobre ella.

Debido a su gran poder de absorción, le permite concentrar gran cantidad de calor, atrayendo hacia sí las toxinas acumuladas bajo la piel y logrando de esta forma que sean expulsadas del cuerpo. Actúa también como estimulante de la función cutánea, favoreciendo la recuperación y revitalización de la piel. El empleo de fangos termales, conforma un recurso denominado Fangoterapia.

 

Un lugar sin tiempo ni memoria...

Como ya se ha mencionado, muchos son los lugares del planeta donde se dan todas las condiciones para que el fango termal surja con todas sus propiedades curativas, preventivas y de belleza.

Pero tal vez ninguno con la magnánima cantidad y pródiga fuerza que en un casi inaccesible rincón de la tierra llamado PISMANTA.

Ese recóndito sitio, de una belleza conmovedora, se encuentra en el mágico norte de la República Argentina, exactamente en la Provincia de San Juan. Un impresionante paisaje de desiertos, convulsiones geológicas, cementerio paleontológico de seres que lo transitaron hace millones de años, recostado sobre la Cordillera de los Andes y custodiado por el vuelo silencioso de los cóndores. PISMANTA ofrece al infrecuente viajero la sensación de trasladarse en el tiempo para encontrarse con el principio de la historia de la tierra en medio de una naturaleza que sobrevive intacta. A 2300 mts. sobre el macizo andino, surge el agua y el lodo, que por sus cualidades terapéuticas se constituyen en un lugar único.

En ese apartado sitio no existe contaminación del medio ambiente dado que tampoco hay plantaciones, industrias, carreteras ni ciudad alguna. Un sinuoso camino de volcánicas piedras conduce en silencio hacia el corazón de las aguas y tierras termales. Alguien denominó alguna vez a esa zona como El País de los Longevos, ya que en sus cercanías existe un elevado número de habitantes que promedian edades entre los 80 y 90 años. Nadie duda allí que es consecuencia de las cualidades del fango termal que caracteriza a ese sitio.

 

El Barro Milagroso

Conocer la maravilla que este planeta ofrece en la región de Pismanta y no aprovecharla dando a conocer su prodigioso Barro Milagroso (como lo llaman los habitantes del lugar), sería simplemente un acto de egoísmo extremo. La humanidad tiene la posibilidad de conocer el fango termal con mayores propiedades y atributos para el rejuvenecimiento en estética y la belleza corporal.

Sus aguas que fluyen a 23°C son enriquecidas por los minerales y oligoelementos fundamentales para la salud del organismo humano, que -como la tierra misma- está compuesto químicamente por agua, carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. El agua es -como los sueños- el compuesto esencial para la vida. Unida a la tierra, ésta se nutre de sodio, potasio, magnesio, calcio, cobalto, manganeso, cobre, y otros indispensables elementos naturales. Los mismos que va perdiendo el organismo a medida que pasa el tiempo de vida, y que un elemento vital como el Fango Termal Volcánico puede proveer en forma natural.

 

Una cuestión de piel, y más...fango1

FANGO TERMAL VOLCANICO

El FANGO TERMAL VOLCANICO NELL ROSS es la manera más efectiva de pensar en la piel y en todo el cuerpo cuando éste presenta:

  • Envejecimiento cutáneo.
  • Sequedad y deshidratación.
  • Flaccidez.
  • Necesidad de una limpieza profunda del cutis.
  • Pérdida del cabello.
  • Caspa.
  • Reafirmar las mamas y glúteos.
  • Sus virtudes permite que el FANGO TERMAL VOLCANICO NELL ROSS sirva como peeling, disminuya el sebo y sea agente antiarrugas por acción de los oligoelementos y minerales que lo componen, permitiendo mejorías notables en pieles acnéicas.
  • En el caso de las arrugas, el FANGO TERMAL VOLCANICO NELL ROSS actúa con sus propiedades revitalizantes a través de sus componentes (magnesio, manganeso, cobre, calcio, potasio, zinc y sodio). Estos elementos bloquean el proceso de envejecimiento de las células, revitalizándolas y fortaleciendo la tensión de la piel.
  • El uso regular del FANGO TERMAL VOLCANICO NELL ROSS no sólo revitaliza sino que elimina impurezas y da suavidad inmediata en las zonas más rugosas y ásperas como rodillas, codos y pies.
  • Para endurecer y fortificar los senos y glúteos, el FANGO TERMAL VOLCANICO NELL ROSS ofrece un tratamiento sistemático que brinda los más óptimos resultados.

 

Terapias del Fango Termal Volcánico
  • Muchas son las aplicaciones terapéuticas del FANGO TERMAL VOLCANICO NELL ROSS:
  • Estimulante de la formación cutánea, depurando y sanando la piel.
  • Su gran poder de absorción y adsorción tiende a dejar la piel oxigenada y libre de toxinas.
  • Estimula poderosamente la circulación.
  • Realiza un profundo pulido de la piel, desobstruyendo los folículos polisebáseos.
  • Favorece la reproducción celular.
  • Tiene acción remineralizadora y reequilibrante del pH
  • La piel se vuelve más tónica y firme, recobrando sus cualidades.

Más Información

Enviar una copia de este formulario a mi casilla
DMC Firewall is a Joomla Security extension!