Tratamientos
Combata las molestias de várices y arañitas

pies3Hoy no existen excusas para padecer las dolencias que acarrea el hecho de tener várices. Conozca un simple, rápido y efectivo tratamiento que no las cura, ni las borra, pero sí aliviará sus molestias en cuestión de minutos.

Las mujeres saben muy bien que entre sus principales enemigos, además de la celulitis, las estrías y el sobrepeso se encuentran las odiosas várices.

Estas detestables manchas violáceas que se asoman por las piernas si uno intenta colocarse una mini o una pollera con un osado tajo. Afectan sin distinción de edad, aunque usualmente se dejan ver si se trata de una persona obesa o una fémina que supera los treinta, treinta y cinco años de edad y más aún si ha pasado por uno o varios embarazos.

Pero no sólo a la parte estética afectan las várices, sino que fundamentalmente se trata de un problema de salud, que causa pesadez, inflamación, hinchazón, picazón, hormigueos y/o quemazón, molestias que no son capaces de ceder con facilidad.

 

Várices & Cía.

varicesPero en realidad… ¿De qué se tratan las várices, en qué consisten?

Por definición, las várices son la dilatación permanente y patológica del sistema venoso y como tantos otros trastornos, su aparición es el resultado de una serie de factores.

A continuación detallaremos los más frecuentes, algunos de ellos fáciles de revertir:

  • La posición al estar de pie
  • La predisposición genética
  • El embarazo
  • Los cambios hormonales
  • El sobrepeso

Pero convengamos que no siempre esta afección se presenta de la misma manera, ni tiene las mismas características, ya que pueden ser más reducidas, más localizadas, apenas visibles o afectar el tronco venoso por completo.

Dichas diferenciaciones tienen que ver con el grado de evolución de esta enfermedad circulatoria. Resulta esencial distinguirlas, para poder encarar el tratamiento idóneo para corregirlas.

No es lo mismo una várice que una “arañita” por ejemplo. ¿En qué se diferencian? Es simple, en el caso de una várice se está manifestando una vena dilatada, que con el tiempo va aumentando su volumen y así enfermando a las que la rodean. Si no son tratadas de manera adecuada puede derivar en una flebitis o úlcera varicosa.

La “arañita” sin embargo, (telangiectasia, su nombre profesional) aparece como una fina red de color azulado, situada con mayor frecuencia en la zona de los muslos. A diferencia de las várices, no se tratan de venas dilatadas, sino de capilares. Son consideradas una afección estética y no una enfermedad en sí.

Aconsejamos una consulta con un medico flebólogo, para estar mejor informadas.

 

Tratamiento descongestivo

Nell Ross presenta a continuación una terapia natural, inocua y efectiva para apaciguar las molestias ocasionadas por las várices:

  • varic2Mojar 2 toallones con agua, retorcerlos bien, guardarlos dentro de una bolsa de nylon, colocarlos en el freezer y dejarlos congelar.
  • Brumizar las piernas con Agua Termal.
  • Pincelarlas con Fango Volcánico en una capa fina y de forma ascendente.
  • Envolverlas con papel film.
  • Colocar los toallones bien freezados envolviendo sobre el film.
  • Dejar las piernas por un rato (hasta que se descongelen los toallones) en posición elevada con respecto al resto del cuerpo
  • Retirar el Fango Termal con agua fría y relajarse durante unos 20 a 25 minutos
  • Aplicar con masajes ascendentes el Gel Descongestivo (mentol, alcanfor, bálsamo y peperina) y Varic Care a base de mentol y castaño de india, hasta su total absorción.
  • Enjuagar con agua tibia y… “Santo remedio”

Este tratamiento deja las piernas livianas, deshinchadas y con una sensación fresca, ya que el mismo desinflama, activa la circulación sanguínea y ayuda a desprender las toxinas adheridas a la pared vascular.

 

 

piernas-1Medidas preventivas
  • Aplicar Varic Care en lo posible varias veces al día para combatir dolores y ayudar a combatir las arañitas
  • Mantenerse en peso
  • Evitar permanecer mucho tiempo en la misma posición
  • No entrar en contacto con fuentes de calor excesivo (depilación con cera, sol, cama solar, baños de inmersión con agua caliente, etc)
  • Usar ropa cómoda y holgada
  • Realizar algún tipo de disciplina física
  • Corregir el pie plano
  • Realizar consultas periódicas al flebólogo
  • Usar calzado con un taco de 4 ó 5 cm (en lo posible con forma cuadrada y base ancha)
  • Descansar con las piernas en alto

Más Información

Enviar una copia de este formulario a mi casilla